miércoles, 11 de febrero de 2015

Razas: Entre el Espíritu y la Biología Por Ramón Bau

Razas: Entre el Espíritu y la Biología
Por Ramón Bau

En una época decadente es cuando más triunfan entre algunos las posturas puramente espiritualistas, que olvidan la realidad para refugiarse en una ‘inevitable’ victoria espiritual final… de esa forma el espiritualismo, tradicional o no, el marxismo como ‘religión’ actual progresista, todos aspiran a ASEGURAR un triunfo final independiente de la realidad.

Esta posición permite a auténticos inútiles dejar la lucha a cambio de ‘cultivar’ los ‘espíritus’ y las ideas metafísicas más extravagantes, con tal de estar tranquilos en sus poltronas, entre libros y discursos, creyendo que su ‘espíritu’ es suficiente para demostrar la victoria final… llámese cielo, progreso o triunfo metafísico personal.

Para ello es preciso olvidarse de la ‘gente’ y recluir la ‘salvación’ en una entelequia que llaman espiritual, aunque más bien debería llamarse utópica, que les asegure la ‘verdad’ por encima de toda realidad demostrable.

Y en eso el Progreso es tan utópico como el individualismo aristocrático de un metafísico evoliano, y el triunfo de ‘dios’ final asegurado es algo pensable pero en nada aplicable a la realidad de abandonarse a esa idea. Todos ellos viven de la utopía bien pensante y desprecian toda realidad comprobable con diversas teorías:

- Los progresistas desprecian las realidades que demuestran su error considerándolas ‘cambiables’ a través del progreso infinito material y técnico. Así la absoluta desigualdad manifiesta de la gente la ignoran y la fuerzan a una igualdad imposible a través de la utopía de una educación igualitaria forzada o de un mestizaje absoluto racial que evite toda diferencia en lo posible… y sino mediante prisión y leyes que fuercen en todo lo medible a una utopía igualitaria. Los desastres artísticos o éticos del progreso los desprecian a base de eliminar la misma idea de arte o ética, de forma que imponen un relativismo que hace a todo ‘igual’, es igual una prostituta que una santa… el progresismo es igualitario por definición para evitar enfrentarse a la realidad anti igualitaria.

- Lo mismo pasa con su utopía demo-progresista sobre ‘libertad’, creen que por poner un papelito en las urnas son ‘libres’, creen que pueden elegir libremente la conducta… e ignoran deliberadamente la Realidad, la libertad está condicionada brutalmente por la propaganda, la educación, la presión social, los vicios, los deseos egoístas, las leyes inquistoriales, la biologías, etc… sobretodo por los vicios… es jocoso ver hablar de libertad a personas atadas irremediablemente a sus vicios y deseos egoístas, son libre solo de servir a su placer.

- Los metafísicos desprecian toda realidad racial o política, todo desastre o problema concreto a base de imaginarse un ‘mundo dual’, un ‘otro mundo’, donde el triunfo del ‘espíritu’ es inevitable pese a todos los desastres reales de la vida.

- Para ello deben dividir al hombre en dos, en una parte que vive en la realidad, llamada por ellos ‘materialista’, y una parte utópica que vive en ‘otro mundo’ donde se asegura el éxito final o al menos en ‘valor’ individual de su vida.

- Llaman pues a los genes y las diferencias reales ‘meras cuestiones materiales’ y sueñan con una “Raza del Espíritu” como la llamaría Julius Evola, como contradicción a una materialismo biológico a lo Alfred Rosenberg o Hans Gunther… e incluso a un Platón.

Pero aun es peor cuando esa utopía metafísica se aplica a la ‘política’, considerada como una parte ’inferior’ de una Concepción del Mundo’ metafísica. La Política es sin duda solo una parte de la concepción del mundo, es la que comporta la actuación en Comunidad de esa Concepción del Mundo.

O sea, lo ‘Político’ en un NS es la concreción de la Concepción del Mundo en sus aspectos reales para la comunidad. No es pues una parte ‘inferior’ sino una parte esencial de la concepción del mundo. Y es esencial porque en nuestra concepción del mundo Nacionalsocialista la Comunidad está por encima de lo individual, de forma que ninguna concreción metafísica individualista puede ser excusa para limitar el bien mayor de la Comunidad, o sea la acción Política. El bien de unas supuestas élites nunca se puede lograr a base de negar medios y fuerzas para llevar a la Comunidad al camino de su superación, en lo posible, en lo que cada uno pueda.

El elitismo metafísico es un enemigo individualista del NS. Así los evolianos consideran una acción ‘positiva’ la actuación de Hitler contra lo que ellos llaman ‘nacional comunismo’ de Röhm, y creen ver en ello una ‘postura hacia la derecha tradicionalista’, una restauración de principios jerárquicos y tradicionales, seguida por la idea de convertir las SS en una Orden iniciática contra el partido NSDAP popular.

Esta visión es completamente falsa… el NS no combatió a las SA sino a un golpe de estado preparado por un grupo de homosexuales que olvidaron los principios reales de disciplina. Sin esa realidad golpista nada hubiera pasado con las SA de Roehm pues el NS apoya la idea popular frente a las órdenes metafísicas.


Las SS jamás pretendieron ir contra el NSDAP sino ser su eje más entregado. El elitismo de las SS no se basa para Hitler en un ‘pensamiento metafísico’ sino en una entrega y sacrificio mayor por el Pueblo. Era una Elite socialista, comunitaria, más sacrificada, más exigente, no una élite que fuera a sustituir al Pueblo en la primacía de objetivos del NS. Son la Elite al servicio de la Comunidad.

El Materialismo Racial

Pero vamos en este texto a analizar en concreto el tema racial, a esa pretendida contraposición entre racismo biológico y racismo del ‘espíritu’.

Por supuesto el Nacionalsocialismo nunca aceptó el mero materialismo biológico como ‘verdad de fe’, y nada en su programa indica esa posición, que sin duda existió en parte de sus pensadores, pero que no fue aceptada como doctrina oficial en el NS.
Partamos de la Realidad: las razas existen porque hay unas diferencias genéticas entre ellas. Eso es así, guste o no… creadas por dioses o por lo que se quiera, pero las razas son diferencias genéticas. Si los ‘metafísicos’ comprendieran la realidad empezarían por aceptar esa primera y clara concreción. No es un tema de gusto o de deseo, es una simple realidad.

Otra realidad que los metafísicos desean ignorar es que todo el ‘espíritu’ de una persona, sus pensamientos más profundos, su comportamiento, su calidad de actuación o inteligencia, su posibilidad de elección de caminos y actuaciones… todo lo excelso de la persona humana, puede ser cambiado y destruido por pequeñas actuaciones o cambios en la ‘inferior’ capa material llamada biología.

Puede no gustar pero unos miligramos hormonales distintos, un pequeño tumor en la hipófisis, un desarreglo del riego sanguíneo en la médula, por no hablar de un cromosoma duplicado o un gen alterado por exposición a rayos X, todo ello puede cambiar radicalmente a la persona en sus más elevadas espiritualidades.

Hablar de ‘espíritu’ sin materialismo es como hablar de una casa que solo tuviera techo, sin paredes que lo sustenten. Claro que también pasa al revés, ¿Quien quiere una casa sin techo?

El racismo puramente biológico, el que crea que solo con los genes ya se ha arreglado el mundo, que basta promover matrimonios sanos o evitar mezcla racial para haber logrado salvar al mundo, ese está tan equivocado como el que critica el carácter ‘inferior’ de los genes.

La base biológica es precisa pero no suficiente. Marca un margen de posibilidades, no un fin o un desarrollo en si de la persona. Por tanto si un pensador como Günther dice: “Para el logro de nuestras metas racistas el único camino válido es el darwinista consistente en la selección y el descarte de individuos de una misma especie (tal como acontece en el mundo animal en donde se descartan y sacrifican a los animales de mal pedigrí).” esta idea es absolutamente falsa, como lo es el pobre idiota que se cree ya superior o ‘realizado’ solo por ser blanco y pertenecer a la ‘genial raza aria’.

El elemento biológico humano es una base de posibilidades, pero no un determinismo matemático, ni garantiza nada sobre su posterior desarrollo humano, fuera de marcar unos límites de posibilidades.

Es evidente, por poner un ejemplo sencillo, que si una persona nace bajita y bizca difícilmente será un buen tenista, pero nacer alto y musculoso no implica que vayas a saber jugar a tenis. Hace falta voluntad, esfuerzo, preparación, inteligencia en la jugada, intuición, etc. para ser un buen jugador de tenis… y seguramente muchos jugadores de tenis de los Juegos Paraolimpicos, sobre silla de ruedas, juegan mejor que personas perfectamente constituidas pero que no se han preparado ni tienen voluntad para jugar a tenis bien.

El racismo biológico se basa pues en Realidades de base, y no en determinismos utópicos.

Por tanto ni Alfred Rosenberg en su esencial obra, El mito del siglo XX, en la que se reivindicaba el mito del la raza, puede reducir el racismo a un determinismo arianista, ni Julius Evola y su pretendido ‘racismo’ de carácter espiritual puede ignorar la importancia vital de la realidad biológica.

Cuando se construye una casa primero se hacen los cimientos y las paredes, eso no implica que esas partes sean lo más importante de la casa, pero sin duda son esenciales. Ningún arquitecto sería tan insensato de alabar su proyecto de interiorismo funcional pero olvidarse de calcular la resistencia de paredes y pilares… y en cambio un metafísico vulgar se cree en capacidad de soñar con élites y culturas elevadas, despreciando la necesidad de una Pueblo sano, una base racial acorde y un poder político sacrificado para crearlas.

Así cuando los individualistas utópicos dicen que “el otro aspecto moderno introducido en el racismo ha sido el materialismo” es como si dijeran que la modernidad ha corrompido a los arquitectos por inducirles a calcular la resistencia de materiales en vez de solo diseñar hermosos dibujos de edificios insostenibles.

La biología no es modernidad, es REALIDAD, y por ello es despreciada tanto por el igualitarismo progresista como por la espiritualidad metafísica utópica.

Para poder disponer de una base razonable de cara a crear un ambiente y medios adecuados para un resurgir de la cultura, el arte y la espiritualidad, es preciso también cuidar la Raza, el Hombre y su entorno físico básico. La Cantidad es parte de una búsqueda de Calidad. Si solo tenemos 100.000 personas sanas será más difícil crear una cultura que si disponemos de 10.000.000. Pero sin duda será más fácil sacar una cultura sana de 100.000 hombres sanos que de 10.000.000 de tarados psíquicos. La cantidad no es importante más que en relación a una calidad básica. No somos partidarios de la ‘cantidad’ en si misma pero si de la cantidad en relación a la calidad. No creemos en élites de calidad sin un Pueblo de cierta calidad.

Por ello los metafísicos, que odian la ‘cantidad’ por considerarla democrática, no entienden que el NS busque la cantidad, el Pueblo, dentro de una calidad. No queremos una minoría elitista sino un Pueblo sano, del cual nazcan las élites, unas élites al SERVICIO de la comunidad. El caballero medieval cultivaba su fuerza y virtudes no para deleite egoísta propio sino para combatir las injusticias y ayudar a los oprimidos.

Por ello el NS alabó siempre la base popular, en su momento el pueblo campesino, como portador de los valores propios de la raza y no una aristocracia podrida por el dinero y el cosmopolitismo. No es que deseara solo campesinos, sino que deseaba crear una nueva aristocracia de los mejores a base de la comunidad popular, no de títulos nobiliarios o familias en absoluta decadencia tras siglos de degradación. La aristocracia nobiliaria en 1930 era ya solo una basura sin sentido, absolutamente degradada y economicista. Su origen popular se había perdido, el Pueblo necesitaba generar una nueva aristocracia comunitaria.

Para muchos evolianos y sus manías aristocráticas, esa pretensión popular y comunitaria era algo extraño a su mentalidad elitista basada en una ‘tradición’ que en muchos temas estaba totalmente corrompida por la influencia del dinero y la degradación del egoísmo.

Uno de los errores de un excesivo materialismo biológico ha sido igualar el racismo animal al humano, de la mis a forma que un error enorme de los meta-físicos es separar completamente el mundo humano del animal.

Ni el hombre es un animal cualquiera ni el hombre deja de ser parte del mundo animal, y los más importante, el mundo animal merece la consideración de ser parte de nuestros valores esenciales.

Las leyes biológicas son iguales en el mundo animal que en el humano, pero las aplicaciones de esa biología en la conducta social y real es bien distinta, porque el ser humano dispone de algunas cualidades biológicas distintas al animal.

Tenemos compasión, arte, cultura, decisión, libertad, voluntad, en cualidades distintas completamente a los animales, pero en cambio somos iguales en las influencias biológicas y sensibles. Tenemos sentimientos similares, influencias y métodos parecidos. El sufrimiento de un animal es muy similar al nuestro, su miedo o su ansia, su dolor y su aprecio tienen similitudes enormes al nuestro. No podemos tratar la mejora racial de los humanos como una mera selección de ganadería, pero tampoco podemos creer que favorecer humanamente matrimonios sanos y evitar humanamente copulas insanas sea algo absurdo o negativo por ‘materialista’.

Los metafísicos son insensibles al animal, porque no le asignan esa utopía espiritual irreal. Los racistas sanos amamos los animales como parte de nuestro mundo natural y real, apreciamos su participación en nuestro mundo y sabemos al mismo tiempo comprender las diferencias reales entre nuestros mundos.

Dioses y Espíritu

La cuestión es pues ¿Qué es el espíritu?. No hablamos de ‘sentimientos’ sino de algo que llamemos ‘espíritu’. Si nos atenemos a la idea cristiana, el espíritu es una parte de un ente dualista, que nada tiene que ver con el cuerpo, es inmortal y no comprobable por la ciencia ni por la realidad. En ese caso nada tenemos que decir, y cada cual puede pensar sobre ello como quiera puesto que la raza no tiene nada que ver con un ente no ligado a lo material ni comprobable en la realidad.

La igualdad del ‘alma’ no implica nada sobre la desigualdad de la raza o del resto de facultades humanas que si son comprobables con la realidad. Un hombre con Alzheimer, que ha perdido toda realidad superior humana, tiene para un cristiano en si un ‘alma’ igual que antes de la enfermedad, de forma que en ese caso nada tenemos que decir sobre el ‘alma’ puesto que esta fuera del área de influencia de la Realidad comprobable por la Experiencia.

Pero en tanto se habla de ‘espiritualidad’ al tratar temas como cultura, arte, sentimientos elevados, valores, actuaciones humanas, todo ello es comprobable que se ve afectado por la Raza y por la biología. Llamar ‘metafísico’ a elementos culturales o valores humanos que son distintos por raza y que en una persona varían según hormonas, agentes químicos o afecciones tumorales es completamente ilógico, no es meta-físico, sino ‘en parte físico’.

Dejemos pues aparte la concepción de espiritualidad como ‘alma’ externa a lo comprobable en la realidad, y vayamos a los temas de espiritualidad en culturas, arte, valores y comportamientos.

La biología humana no es determinista, pero si marca límites a las cuestiones ‘espirituales’ de este tipo. Nuestro ‘estilo’ espiritual no está determinado por una biología, pero si influenciado en límites y características por ella.

Un idiota mental tiene unas capacidades ‘espirituales’ distintas, por no cualificarlas de menores, a otras personas. Y el arte y cultura de cada pueblo es distinto en sus cualidades y características debido a las diversas visiones y tendencias de cada raza en los temas mentales de concepción del mundo.

Como decía Lapouge hay un concepto ideal de Honor, pero cada Pueblo refleja en la realidad ese Ideal de Honor de forma y manera propia. Idem con la belleza o con cada concepto Ideal.

Los conceptos ideales son sólo abstracciones mentales, que existen solo en tanto se reflejan en actos, obras o realidades reales. No se encuentra ‘la belleza’ sino cosas bellas, y para un negro, moro o sueco las cosas bellas son distintas aunque todos busquen ese ideal de belleza.

Aunque muchos racistas biológicos han sido panteistas, han considerado la Naturaleza como su Ideal o Dios, esta posición no es oficial ni única en el NS.

Para ciertos panteístas, por llamarlos de alguna forma, el espíritu es aquello del comportamiento humano que no esta determinado por la biología ni por influencias externas de forma determinista, o sea la parte en que la Voluntad y la decisión personal permite elegir. Cuando elijo sin presión biológica, incluida los deseos y sentimientos, el sexo, etc… ni influencia del medio, sino por propia voluntad libremente meditada, eso es una decisión ‘espiritual’ para un panteísta o un ateo.

No hay pues ‘sacralización’ de lo físico como se acusa al biologismo, aquello que es producto de una decisión biológicamente dada no es puramente espiritual. Pero sabemos que la mente humana permite meditar y tomar decisiones libres si se logra tener voluntad y fuerza de sinceridad suficiente. Por eso decimos que una Persona para tener ‘espíritu’ necesita merecerlo, ganárselo, luchar para tenerlo, ser sincero, meditar, ser ‘LIBRE’ de verdad, libre de vicios, deseos, influencias del medio… cosa nada fácil.

No hay pues primacía de lo físico contra lo metafísico, ni al contrario. Hay una actuación biológica en lo humano, y la posibilidad de una decisión y actuación ‘libre’, que no se puede llamar ‘metafísica’ porque aunque sea ‘libre’ se debe realizar en EL MARCO DE POSIBILIDADES que la biología le deja. O sea: incluso las decisiones ‘libres’ no pueden salir de un marco, pues sólo son libres si están fuera de influencia biológica y por ello son libres solo en el ESPACIO de libertad que cada biología concede.

Por ello las Razas influyen en lo ‘espiritual’, influyen marcando el campo de libertad, de posibilidad, de manera de aplicar esa libertad. Cada pueblo, cada individuo también, está limitado por la biología a unas posibilidades de ‘libertad’ y de aplicación de esa libertad. El arte es una expresión sublime de esa libertad, pero cada pueblo expresa su arte distinto porque su biología y su entorno político (las influencias sociales y educacionales) le marcan donde y como puede ser libre.

Para un racista no hay inmortalidad del espíritu de su raza, puesto que la raza es mortal, puede ser exterminada o modificada. Siempre habrá Honor o Arte, pero la forma artística aria, las cualidades arias del arte y la cultura, pueden desaparecer.
La utopía de un espíritu de arte inmortal es un absurdo, que la propia realidad niega. Ha habido grandes culturas, artes y formas espirituales que han desaparecido. La pretensión dualista de un espíritu inmortal es contraria a la realidad comprobable.

Dios es sin duda una de las explicaciones del ‘espíritu’, pero incluso bajo este supuesto de un espíritu infundido por dioses, es evidente que esos dioses han deseado que el espíritu estuviera influido por lo material, de forma que temas completamente biológicos influyeran en los sentimientos y en la capacidad ‘espiritual’ de las personas.

Es jocoso que se acuse al racismo de divinizar la materia, no es así, sabemos que lo biológico no determina, hay un elemento libre, pero negar la influencia biológica y del entorno físico y social sobre los actos libres y ‘espirituales’ es una mera utopía, una de esas utopías como la Igualdad o la Libertad como entes absolutos existentes.

Las Razas del Espíritu

Hablar de razas del espíritu es como hablar del sexo de los ángeles. Los ángeles por definición no tienen sexo, y los espíritus, tomados en una concepción dualista de separación de cuerpo y espíritu, por definición no son razas.

Si no aceptamos la unidad de cuerpo y espíritu, hablar de razas del espíritu es hablar del sexo de los ángeles.

El concepto que se oculta tras eso de la raza del espíritu es el de las Utopías de la IDEA. O sea de considerar la IDEA como una REALIDAD. La Idea ‘Honor’ se convierte en una realidad existente y por tanto todos los que tengan esa idea ‘Honor’ son de una raza espiritual ‘honorable’.

El problema es que el ‘Honor’ es una Idea, las formas de aplicar, significar y realizar el Honor son reales y como tales si son comprobables y afectan a las razas reales. La Idea es i-racial, pero la realidad que concreta la Idea es racial.

Las razas, y las personas, concretan la Idea Honor de forma distinta. No hay Raza de Honor como ‘ente’ real, sino solo como ‘idea no existente’. Hay razas que tienen su forma de expresar el Honor.

Es curioso que se acuse al racismo de “querer reducir al hombre a su mera especie biológica” mientras que ellos pretender reducir al hombre a una mera utopía inexistente, una Idea sin base real. El racismo no pretende que todo sea biología, pero menos pretende ignorar la realidad y crear un mundo de fantasía ideal sin base concreta ni comprobable. Hay libertad pese a la biología pero no hay Ideal utópico sin influencia alguna biológica.

Se habla de una ‘dimensión trascendente’, así el fascismo habla de ‘El Estado’ concebido como una institución metafísica superior a lo meramente físico representado por el pueblo y la nación. El NS en realidad concibe el Estado como algo absolutamente FISICO, existente, políticamente creado, lo que niega es un ‘Estado’ como 'ente' espiritual que tiene derechos en si mismo y sobre el pueblo o la gente’…

Es curioso porque el Sistema actual moderno precisamente asigna al Estado esos mismos ‘derechos’ ideales sobre y por encima de toda realidad popular o natural… nada odia más el sistema moderno que un Estado de base étnica o popular, sino que es un Ente administrativo Ideal de poder sobre la realidad natural en base solo a un documento de ‘pertenencia’.

La creación de ‘Entes’ ideales como si fueran seres Reales superiores a la verdadera realidad es una de las características del mundo histérico moderno y del utopismo metafísico. Humanidad, Derechos, Estados, Imperios Igualdades, Espíritus, todos ellos sin contacto con nada Natural, real, son elevados a la categoría de ‘entes’ reales superiores a los Pueblos, gentes, razas, hechos y realidades diarias comprobables.

En el NS estos ‘entes’ existen solo porque están al servicio de la realidad, de los Pueblos. El Imperio es un ente que pueblos libres crean para poder subsistir, el Estado es un ente del Pueblo para su organización y su actuación comunitaria. La humanidad y sus derechos están ligados a Deberes porque la realidad exige que todo derecho tenga límites en sus deberes… dado que el Derecho es solo una forma de organización social, está al servicio de una realidad: lograr convivencia y justicia, no es un ente abstracto válido en si mismo. Los entes están al servicio de las realidades para lograr objetivos superiores de existencia.

Por ello los metafísicos llegan a crear ‘supra-mundos’, por supuesto nunca existentes en la realidad. Para el NS los supra-mundos se crean luchando, por la acción, lográndolos, no por existencias predeterminadas. Por supuesto dejamos aparte los supra-mudos del tipo ‘cielo’ cristiano, que por ser indemostrables caen fuera de toda discusión. La existencia de un cielo tipo cristiano en nada afecta al racismo ni a la política NS, ni a su espiritualidad artística o cultural, ni a su propuesta de Estado popular…. la existencia de un ‘cielo’ o supra-mundo externo a toda realidad comprobable es algo que puede existir o no y en nada afecta a la praxis y a la concepción del mundo real del NS. No nos oponemos a ese tipo de ‘supra-mundos’ mientras su existencia no demostrable no pretenda influir en lo demostrable, o sea no pretenda que ajustemos la realidad a su no demostrable existencia. Si nuestra concepción del mundo y la persona implica apoyar el matrimonio monogámico, ninguna visión de extra-mundos islámicos nos hará cambiar.

Acción y Pensamiento

Evola reputaba a Rosenberg como pensador de segunda categoría, seguramente con acierto, de la misma forma que Rosenberg y los NS consideramos a Evola como un luchador de segunda categoría frente a Rosenberg.

Supongo que se reconoce que a Rosenbeg lo asesinaron no por escribir un libro de razas, sino por haber luchado fiel y conscientemente por el NS político con cargos concretos en el Frente del Este. Rosenberg era un intelectual luchador, no un utopista de salón.

Gunther, seguramente más o tan radical en sus teorías como Rosenberg, no sufrió problemas graves en 1945, pese a mantenerse fiel al NS, pero es que Gunther nunca asumió acción política real en el gran combate de los siglos.

Para entender el éxito actual de los pensamientos metapolíticos y metafísicos es preciso conocer también al ser humano, y los textos de Pareto para ello ayudan mucho. La gente se inclina fácilmente por pensar aquello que le es más cómodo a su deseo.

En un mundo como el actual, donde la lucha real política y directa es peligrosa, sin éxito ni esperanza a corto y medio plazo, es muy fácil ver como muchísimos "camaradas" se inclinan por una intelectualidad de salón metafísica, cómoda, tranquila, que cultiva los glúteos traseros, en vez de perder tiempo, libertad y esfuerzos en una lucha de acción.

He visto tantos casos de esa comodidad que lleva luego a teorizar sobre lo ‘negativo de la acción’ mediante metafísicas varias, para justificar la comodidad y la cobardía propia.

La metapolítica ha sido el refugio de intelectuales incapaces de ser Rosenberg, de llevar ‘la pistola en el cinto’, de luchar en primera línea, de ser activistas. Hace poco salió un gran artículo sobre la superación de la Metapolítica, en el número 9 de la revista ‘Tierra y Pueblo’ que debería ser leída por todos esos teóricos de salón.

Creo en ese sentido Hitler fue clarísimo: Toda idea que no sea un escudo para un grupo de personas capaces de luchar para convertirla en una realidad es solo una pérdida de tiempo. O bien aquello de que si alguien no lucha por sus ideas, o él o sus ideas no valen nada.

Tras 40 años de lucha admiro de corazón a muchos camaradas que sin dinero, con graves problemas de trabajo y familia, bajo condiciones durísimas, sin grandes conocimientos teóricos, sacrifican tiempo y esfuerzos enormes en pequeñas acciones, reuniones, locales, charlas, tratando de convencer y difundir nuestra lucha. Sin esperanza pero con sacrificio enorme son la expresión pura del Ideal y de lo ‘espiritual’, mientras tantos otros cargados de libros y teorías, sirven solo para calentar sus sillones y hacerse ver en escritos que ellos no serán jamás capaces de llevar a la gente mediante su sacrificio personal.

La Raza de los Héroes no está en un espíritu metafísico extraño a la realidad sino en llevar a la realidad nuestro Ideal realista y natural.

Polonia:La Verdad Sobre su Actuación

POLONIA: LA VERDAD SOBRE SU ACTUACION EN 1939

Siempre he condenado la invasión de Polonia en 1939, pero esa condena no es por la invasión en sí misma, que como veremos estaba más que justificada, sino por el Pacto del Moscú con la URSS y el reparto de Polonia entre el Reich y la URSS.
En cambio una invasión parcial y limitada hubiera sido perfectamente legal y aceptable dado el genocidio que Polonia efectuada contra los alemanes.
Pero aun así hubiera sido moralmente aceptable pero un error político, pues era una trampa perfectamente preparada, y conociendo sus métodos, muy previsible, por los sionistas para poder declarar la guerra a Alemania. Caer en esa trampa fue un grave error.

Este texto muestra quienes fueron las marionetas del sionismo para provocar la II Guerra Mundial:

EL HOMBRE QUE PUSO EN MARCHA LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
Por Mike KING (traducción, adaptación y notas de Pío de Martín)

Traducido de la revista AVANGUARDIA , NUM 346

7 de Noviembre de 2014

Como ya bien saben los lectores habituales, los mayores culpables (escondidos) detrás del desastre de la segunda guerra mundial fueron los gestores de alto nivel de la banda criminal del Nuevo Orden Mundial (Rothschild, Rockefeller, Sulzberger (propietario del New York Times), Baruch (Bernard Baruch, 1870-1965, el millonario hebreo consejero del Presidente de la primera guerra mundial, Woodrow Wilson, y además del Presidente de la segunda, Franklin Delano Roosevelt), Deladier, Stalin, etc.).
Este es el mismo sindicato del crimen, regenerado continuamente, ahora movilizado para enfrentarse a Siria, Irán, y finalmente a Rusia y China. El mismo juego, nuevos actores, larga historia. Pero la misión que esta sucia banda no pudo cumplir por sí misma, sin ayuda de otros, fue prender la mecha de la guerra, el segundo conflicto mundial.
Como el más inculto en geografía debe saber, ni USA, ni la Unión Soviética, ni Gran Bretaña tenían ninguna frontera en común por el cual provocar daños o ataques contra la Alemania hitleriana.
Francia comparte una frontera con Alemania, pero cuando Canciller del Reich Adolf Hitler en 1935 renunció definitivamente a toda reivindicación sobre la disputada región de Alsacia-Lorena, un posible punto caliente entre los dos rivales se acabó para siempre.
Otro posible factor desencadenante se eliminó en 1938 cuando el Pacto de Munich en Baviera –desde ahora llamado por los propagandistas y los papagayos ignorantes como el “Neville Chamberlain’s appeasement”-solucionó imparcialmente la disputa germano-checa con recíprocos beneficios para los Checos, los Eslovacos y los Alemanes.
Alemania fue enredada en una peligrosa y embrollada alianza anteriormente en la 1ª Guerra Mundial, cuando el Reich se empeñó en combatir al lado de los austro-húngaros después de que los rusos y los franceses iniciaran la movilización de sus ejércitos contra esa nación.
En noviembre de 1938, las elecciones estadounidenses al Congreso asestaron un duro golpe al Partido Demócrata de Franklin Delano Roosvelt.
Con los Estados Unidos todavía vacilantes por la Gran Depresión iniciada diez años antes, a falta de cualquier “crisis” extranjera, parecía que el fallido Presidente dos veces electo, no estaría en estado de conseguir un tercer periodo, (finalmente estuvo investido hasta su muerte en 1945). Hay que tener en cuenta que en aquellos tiempos difíciles de la historia de los Estados Unidos, la próspera Alemania gozaba de la plena riqueza de sus trabajadores, un valor monetario fuerte, las autopistas, el coche popular Wolkswagen y una feliz reconciliación entre los obreros y la clase empresarial.

La llamada pretensión de Alemania de perseguir a los judíos no era muy válida como excusa.
Aunque la élite judía dominante estaba en su mayor parte desposeída de los puestos clave en las finanzas, en la prensa, en el gobierno, en el sistema judicial y en la enseñanza del Reich, la verdad era que los 330.000 judíos que quedaban en la Alemania de Hitler no eran molestos y en realidad era fácilmente aceptada su estancia.
De hecho, después de que fueran disueltas las revueltas anti-hebraicas que siguieron al asesinato en Paris de un diplomático alemán (Ernst von Rath) de mano de un judío mentalmente enfermo (Herschel Grynszpan), fue el mismo Hitler que, a través del Dr. Josef Goebbels, quien emite una orden urgente para hacer cesar toda violencia antijudía (que desde entonces se ha exagerado en la prensa por la interminable propagada anti-alemana). Y así, en 1939, el sindicato del crimen del New World Order, el Nuevo Orden Mundial, y los chovinistas británicos y franceses estaban casi privados de opciones y pretextos propagandísticos para instigar otra guerra contra la pacífica y floreciente Alemania, como hicieron en 1914. Las últimas esperanzas para comenzar la guerra en la que re-esclavizar Alemania recaían sobre las espaldas de un hombre y de un hombre solo.
Su nombre era Edward Smigly-Rydz; el loco criminal que inició la Segunda Guerra Mundial.
Como es de esperar su nombre es virtualmente desconocido fuera de Polonia. Hace mucho tiempo que este cerdo, desagradable ego maníaco y malhechor, tuvo el póstumo ”honor” que abundantemente merecía. Después de que Alemania -deponiendo las armas y rindiéndose en la primera guerra mundial- fuera totalmente sometida, su territorio de Prusia Oriental se rompe y se le da al nuevo Estado de Polonia, y en gran parte limpio de la presencia alemana. La ciudad portuaria alemana de Danzing es declarada “ciudad libre”, con la prohibición de unirse a Alemania. Prusia Occidental permanece como parte de Alemania, pero está aislada del resto de la nación. Esta ilógica e inmoral configuración y los abusos anti-alemanes que tuvieron lugar en el “corredor polaco”, serán usados con perfecta insidia para explotar una nueva guerra contra Alemania.

Historia de dos mariscales
Nacido y conocido como Edward Rydz, el joven comandante del ejército sirve en la Legión Polaca del Imperio Austro-Húngaro durante la primera guerra mundial. Posteriormente llega a ser uno de los jefes del movimiento independentista de Polonia que buscaba fundar un Estado polaco situado en los territorios de Austro-Hungría y Rusia con población mayoritariamente polaca. Rydz, nombrado por el Mariscal Jozef Pilsudski, llega a comandante de la Organización Militar Polaca y adoptó el nombre de guerra de “Smigly” (veloz o ágil). Posteriormente añade el término “Smigly” a su apellido, todo ello debido a su ego.
Esta re-denominación auto impuesta era parecida a la de “Stalin” -el Hombre de Acero.
Como Brigadier, Smigly ordenó armarse durante la guerra polaco-soviética que tuvo lugar después de la primera guerra mundial. El tratado que puso fin a esa guerra, la Paz de Riga, divide el territorio disputado entre el relativamente nuevo Estado polaco y la nueva Unión Soviética. El Mariscal Pilsudski llegó a ser el jefe del nuevo Estado polaco hasta su muerte en 1935. Es importante anotar que Hitler y Pilsudski tenían buena relación. Pilsudski se congratuló con Hitler por su victoria en las elecciones de 1933, y justo diez meses después del  ascenso al poder de Hitler se firma el Pacto de no agresión germano-polaco. Según el Pacto ambos países se comprometían a resolver sus problemas por medio de negociaciones bilaterales evitando los conflictos armados.
Justo antes de su muerte, Pilsudski puntualizó que Polonia debía mantener relaciones neutrales con Alemania. La muerte de Pilsudski demostró ser una gran pérdida para Alemania –como dijo el mismo Hitler en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial.
El autor del Texto, Mike King, adjunta una foto que atestigua la participación del Reichskanzler Hitler en un acto conmemorativo en honor a Pilsudski en los alrededores de Berlín.
Seguidamente a la muerte de Pilsudski, Smigly-Rydz llega a Inspector General de las fuerzas armadas. A partir de ahora su carrera progresa rápidamente. En 1936, el Primer Ministro lo declara ”el segundo hombre del Estado polaco después del Presidente”.
En seguida, hacia finales del año, llega a ser Mariscal de Polonia.
La imagen de Smigly cuidadosamente construida como consagrado sucesor de Pilsudski, le alejó del apoyo de muchos seguidores de Pilsudski que lo vieron como un sin vergüenza (y así era). El periodo de mandato de Smigly, 1935-39, viene definido como “una dictadura sin dictador”. Le faltaba la autoridad moral de Pilsudski, y los polacos estaban divididos a propósito de su nuevo dictador de-facto. El régimen llegó a ser muy autoritario.
Por otra parte, al ser autoritario y no muy popular entre su gente, el pomposo Mariscal tenía grandes ilusiones de restaurar el viejo Imperio Polaco de 1569-1795, en territorios que hacía mucho que estaban privados de población polaca (los Estados Bálticos, Ucrania, Bielorrusia, Checoslovaquia y la Prusia alemana). Con tal fin la banda de Smigly inició una campaña de agresiones intimidatorias y de anexiones a la fuerza.

Smigly-Rydz usa la fuerza contra Lituania y Checoslovaquia.
En 1938, Smigly lanzó un ultimátum al pequeño estado báltico de Lituania. Lituania había rechazado tener relaciones diplomáticas con Polonia después de 1920, en protesta contra la anexión de la región de Vilna al nuevo Estado Polaco [una de las tantas decisiones criminales determinadas en la Conferencia de Versalles]. El ultimátum llamaba a Lituania a establecer relaciones diplomáticas con Polonia, incondicionalmente, en 48 horas, y que el término del acuerdo se concluiría en el plazo de dos semanas.
Establecer las relaciones diplomáticas habría significado la renuncia por parte de Lituania a la reivindicación de la región de la cual formaba parte su capital histórica –Vilnius. Si Lituania hubiese resistido, es del todo posible que Stalin se hubiera servido de la guerra resultante como pretexto para apropiarse de los Estados Bálticos (cosa que efectivamente hizo en 1940), e iniciar la segunda guerra soviético-polaca. Tal fue la vana rendición del Mariscal Smigly. Muchos del “democrático“ Occidente, incluso irónicamente, el anti alemán New York Times, expresaron consternación por el hervidero militarista contra Lituania; una operación tan peligrosa que causó el nerviosismo entre los inversores de Wall Street.
Pero finalmente se entendió que Polonia sería necesaria para cosas más importantes, y así occidente toleró las extravagancias de Smigly.
Más tarde, en el mismo año, Smigly hace una similar confrontación contra el gobierno checo cuando se aprovechó de la crisis de los Sudetes para reclamar una parte de Zaolzia y de otras pequeñas zonas.
Los checos no tuvieron fuerzas para evitar esa anexión forzada. De nuevo el “democrático” occidente mueve la cabeza por el descontento, pero se muerde la lengua.

Smigly el tirano pone la vista en Danzing
Por otro lado en la expansión de política exterior, la junta polaca fue infame al suprimir las minorías étnicas que vivían en sus nuevos confines.
Es cierto que en la historia de los años veinte años de la Sociedad de las Naciones, fueron presentadas centenares de protestas formales de la minoría alemana y de otras etnias incluidas en las tierras robadas, ahora controladas por la ultranacionalista Polonia.
En 1939, apoyado de forma secreta por Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos (Sí, ¡Roosvelt estaba completamente envuelto!), Smigly, se empeña en ignorar las sinceras y generosas propuestas de Hitler para resolver la bizarra y odiosa división que había causado tensiones desde el final de la primera guerra mundial.
En un momento dado, Hitler consintió a renunciar a las reivindicaciones sobre la Prusia occidental a cambio de la devolución de Danzing a Alemania y un pasaje de vehículos y ferroviario que conectase Alemania con Prusia oriental [el “corredor”]. Smigly subestimando la decisión de Alemania y sobreestimando la potencia polaca, y fiándose locamente de los intrigantes de occidente que estaban manipulando su zafio ego (nostálgico-imperialista), ignoró la oferta de Hitler, mientras continuaban los maltratos, la violencia contra los alemanes incluidos en Prusia occidental y Danzing.
Los sufrimientos de los alemanes en Prusia no fue “propaganda nazi”. Son hechos históricos que los “historiadores de la corte” occidental han omitido deliberadamente en sus libros de historia como enseña George Orwell.
Creyendo que las potencias occidentales irían verdaderamente pronto a apoyarlo, el vil Smigly consiente en atacar junto con los judeo-bolcheviques, a los inocentes alemanes, ya sea en la “Prusia polaca” o en Danding dentro de los límites alemanes.
Desde 1933, esta banda de partisanos Rojos anhelaban la perspectiva de iniciar una “guerra Santa” occidental contra Alemania. Ahora Smig ansiaba la “ciudad libre” de Danzing (con una población alemana del 98%) y quería anexionarse con el tiempo toda la Prusia oriental.
Paso a paso Smigly tramó la restauración de un imperio muerto hacía mucho tiempo, un imperio que los mismos polacos no querían. Un hombre afectado de tal ambición constituía un fácil aliado para los británicos, indudables maestros de la intriga internacional, y para el astuto Roosvelt.
En agosto de 1939, Alemania había agotado todos sus esfuerzos por razonar con la banda de Smigly.
Los británicos y los franceses presionaban a Smigly con el fin de que permitiese a la Armada Roja marchar contra occidente, en el caso de irrumpir la guerra contra Alemania.
Smigly lo rehusó declarando que: ”no había garantía de que los soviéticos tomaran parte activa en la guerra”.

Smigly fuerza la mano de Hitler
El 1 de septiembre de 1939, después de todas las tentativas de razonar con Polonia, Francia y Gran Bretaña estaban equivocados, y después de que el ejército polaco fuera movilizado, bajo la presión de Gran Bretaña, los alemanes invadieron Polonia y liberaron Danzing.
El 7 de septiembre, Smigly y gran parte del gobierno abandonaron Varsovia, que estaba bajo el ataque alemán. El contraataque “prometido” por los “aliados” de Polonia franceses e ingleses, jamás tuvo lugar.
Sin saberlo el ciego idiota Smigly, los “Aliados” no tenían tales planes y esperaban no solo la caída de Polonia sino también la entrada de las hordas de Stalin.
El interés de los “Aliados” era solo tener una excusa para declarar la guerra a Alemania, y después esperar que Stalin atacara Alemania del Este, debiendo atravesar Polonia necesariamente. Stalin tenía que asaltar rápidamente la desatendida Polonia, pero su estrategia contra Alemania la tenía bien diseñada, y no era la de los “Aliados”.
Los “Aliados” continuaron ignorando las calurosas llamadas de Hitler por la paz y esperaron los siguientes ocho meses complotando maniobras en Escandinavia y desplegando una sólida fuerza militar mecanizada en el Norte de Francia, predisponiendo una invasión a Alemania a través de Bélgica y Holanda en la primavera de 1940.
El resto, como se dice, es historia.

Los “Aliados” abandonan a Smigly; Stalin acaba con Polonia
El ego-maníaco, irrealizable sueño de Smigly, por un nuevo Imperio Polaco, se hunde posteriormente cuando el oportunista Stalin atacó el Este de Polonia el 17 de septiembre; una invasión sobre la cual los británicos y los franceses, a propósito de sus “garantías de defensa”, ¡no dijeron ni una palabra!.
Se cerca la lucha con una superpotencia (Alemania) estando además entonces expuesta Polonia a la invasión por parte de otra potencia – la Unión Soviética; confirmó el funesto destino de Polonia. Su estupidez criminal se manifiesta en la brutal carnicería por parte de la NKVD soviética secuestrando y matando a más de 10.000 oficiales del ejército polaco en el bosque de Katyn. En vez de elegir un castigo honorable por la desastrosa locura a la que había conducido a Polonia –como el suicidio o la rendición ante los alemanes- el cobarde de Smigly se refugió en Rumanía. Como un verdadero narcisista, negó toda responsabilidad /blasfemia por el desastre que él y solo él había construido, en seguida declaró desde su refugio en Rumanía: “Iniciamos la movilización parcial del ejército en la primavera de 1939. La nación odiaba eso, más de mil hombres de Silesia desertaron refugiándose en Alemania. No fuimos capaces de mantener la movilización por mucho tiempo, no podíamos permitírnoslo”.
¡Patético! Smigly admite que Polonia estaba mal y escasamente equipada para la guerra; que el pueblo no quería la guerra; que los soviéticos constituían una amenaza desde el Este; que Polonia no podía permitirse el coste de la guerra.
Y sin agitarse, de cualquier manera, deliberadamente, le escupió a Hitler en la cara entrando rápida y violentamente en guerra. Defendiéndose de la acusación de vileza en relación a su huida, Smigly presentó otra excusa: “Dicen que soy un bellaco. Tenía tres opciones: rendirme, morir o ser capturado. Era imposible combatir, ya que había solo media compañía de soldados conmigo. Morir hubiera significado la humillación”.
“Morir hubiera significado la humillación”, ¿eh, Smigly? Sería como si el capitán del Titanic abandonara la nave que había ayudado negligentemente a destruir, metiéndose furtivamente a bordo de uno de los escasos botes salvavidas, declarando que “haber permanecido en la nave hubiera significado la muerte”.
Pero el capitán Smith permaneció en el Titanic y se disparó mientras el barco se hundía. A todas luces Smigly tras la carnicería que hicieron los soviéticos a sus oficiales en el bosque de Katyn, debería haberle llevado al suicidio, suponiendo que Smigly hubiera sido un hombre decente. Obviamente, no lo era. Smigly volvió a Polonia en 1941 para operar con un movimiento clandestino polaco. Poco tiempo después murió de un ataque cardíaco.

Hitler desenmascara a Smigly
Durante su discurso en la Danzing ya liberada, Hitler comentó la locura de Smigly: “Ninguna potencia en toda la tierra hubiera soportado tanto tiempo estas condiciones como Alemania. No sé qué hubiera dicho Gran Bretaña acerca de una solución similar de Paz (Versalles) para sí misma, o como los USA o Francia habrían aceptado eso.
He intentado de encontrar una solución –una solución tolerable- para este problema. He presentado estos intentos al Estado polaco a los gobernantes polacos en forma de propuestas. Eran más que moderadas.
No sé en qué condiciones mentales estaba el gobierno Polaco cuando rechazó estas propuestas”.
En el mismo discurso Hitler habló de la cobardía de Smigly: “El Mariscal polaco (Smigly) que miserablemente desertó de su ejército dijo que él habría hecho pedazos el ejército alemán”
Y de su crueldad: “El martirio empezó con nuestros alemanes en Polonia. Decenas de miles fueron expulsados a la calle, maltratados, y asesinados del modo más vil. Bestias sádicas desfogaron sus más perversos instintos y este piadoso y democrático mundo observó sin mover una pestaña”.
¿Smigly no sospechó que cuando estuviese más empeñado en combatir contra Alemania, Hitler aprovecharía la ocasión para invadir la Polonia del Este? Evidentemente no.
¿No sospechó Smigly que sus “Aliados” ingleses, franceses y estadounidenses estaban usando a Polonia como pretexto para empezar a combatir contra Alemania, y que después dejarían la misma Polonia como un limón exprimido?
¿No sabía Smigly como los “Aliados” sedujeron al Zar para convencerlo de combatir con ellos durante la primera guerra mundial, y como rechazaron su asilo cuando el gobierno zarista fue expulsado por los bolcheviques?
Los bolcheviques después capturaron y mataron al Zar y a toda la familia imperial.
¿No sabía Smigly como los ingleses encorajinaron a los árabes durante la primera guerra mundial para que se sublevaran contra el Imperio Turco Otomano, para después renegar de las promesas les hicieron y en seguida robarles Palestina? Irónicamente esto que Smigly-Rydz no fue capaz de ver, estaba muy claro para Hitler. En el mismo discurso en Danzing, Hitler habló de cómo Polonia fue puesta en juego como cabeza de turco: “Para estos hombres (ingleses que quieren guerras a toda costa) también Polonia fue un instrumento para conseguir un fin. Hoy se dice muy tranquilamente que lo más importante no era Polonia, sino atacar al régimen de Alemania. Estoy siempre en guardia contra estos hombres. He notado el peligro que en cierto país tales hombres puedan ascender al poder y sin contrastarlo, predicar la necesidad de una guerra –Herren Churchill, Duff Cooper y otros.

¿La historia se repite?
La locura imperialista de Smigly, su negligencia criminal, y su estupefacta estupidez no solo destruyeron Polonia, sino el mundo entero. Esto es lo que ocurre cuando un hombre está obsesionado por su ego y sus ambiciones. Estos datos son hechos reales sobre la horrible operación histórica del Mariscal Smigly-Rydz, no obstante se piensa, según la convencional desinformación sobre la segunda guerra mundial, que los polacos habrían sido despreciados por su memoria histórica, pero este no es el caso.
El parque dedicado al Marszalka Polski Edwarda Smigiego-Ridza es un gran parque público albergado en Varsovia que honra la memoria del hombre que no solo inició el segundo conflicto mundial por orden de sus manipuladores occidentales, sino que condenó a su nación a la conquista soviética, a muertes en masa y a cerca de 50 años de comunismo. Se pensará que Polonia habrá aprendido una verdadera lección histórica gracias a mezclarse con las superpotencias occidentales.
No obstante, el actual gobierno polaco, con la consternación de no pocos polacos, está entre los primeros en provocar a la Rusia de Putin ¡¡bajo las órdenes de sus manipuladores de la Unión Europea y de los Estados Unidos!! ¿A qué nos suena esta vieja canción?. “Aquellos que no aprenden de la Historia, están condenados a repetirla”.

Datos desconocidos sobre los encuentros entre Polonia y Alemania en los años treinta
Por Pío de Martin
El esquematismo de este texto es comprensible dentro de la economía de un breve artículo que por otra parte parece bien resuelto. La realidad era mucho más compleja obviamente. Señalamos a modo de ejemplo algunos elementos hasta ahora desconocidos, de la revista Time Line de Deanna Spingola.
1939
27 y 31 de enero: Tras el fracaso del New Deal de F. D. Roosvelt, los Estados Unidos planifican entrar en guerra. La comisión del Senado de USA sobre Asuntos militares se encuentra en secreto con Roosvelt para discutir sobre la futura guerra.
1 de Febrero: el Ministro de exteriores polaco Col. Beck, en conversaciones con el ministro de exteriores de Alemania asevera que Polonia quiere anexionarse Ucrania para tener acceso al Mar Negro.
25 de febrero: Polonia admite que está prohibiendo trabajar en Polonia al grupo étnico germano en agricultura e industria.
1 de marzo: Bernard Baruch [consejero de Roosevelt y partidario furibundo de la guerra] desprecia los comentarios sobre la paz en Europa expresados por el primer ministro británico Chamberlain.
14 de marzo: los dirigentes eslovacos declaran la independencia poniendo fin al estado artificial creado en Versalles. El 15 de marzo Hitler y Hàcha convienen crear el Protectorado de Bohemia y Moravia.
28 de agosto: los militares polacos disparan a los desarmados alemanes en Gleiwitz
29 de agosto: los militares polacos ametrallan a los desarmados presos alemanes en Neubersteich.
30 de agosto: Polonia se moviliza para la guerra.
31 de agosto: militares polacos atacan de noche la Dogana de Neubersteich (hoy Pilchowiche)
Los militares polacos atacan Gleiwitz a pocos km de la frontera occidental de Polonia. El embajador polaco Lipski se encuentra con el ministro de exteriores alemán von Ribbentrop a las 6:15 p.m. Col.Beck prohíbe a Lipski recibir cualquier documento de parte de von Ribbentrop.
A media noche Polonia declara la guerra a Alemania.
31 de agosto -1 de septiembre: en la noche, los militares polacos asaltan la ciudad alemana de Beuthen.
1 de septiembre: El ejército alemán invade Polonia para socorrer a la minoría alemana que vive allí.
3 de septiembre: Inglaterra y Francia declaran la guerra a Alemania. Los terroristas polacos en el acto realizan la masacre de Bromberg, asesinando, según Deanna Spingola a 5.500 alemanes; según de Zayas a 2.000]

Otros elementos ignorados por el público:
a)    Ya en 1919 Polonia disponía del primer campo de concentración de Europa, donde había 16.000 reclusos alemanes como enemigos del Estado. Pero los británicos habían precedido a los polacos en 1901-1902 en los campos de Sudáfrica, donde murieron millares de valientes boer, militares y civiles. Y todavía antes los Estados Unidos de Abraham Lincoln crearon los campos para los prisioneros de la Confederación sudista, también con civiles.
b)    En 1930 el presidente polaco Jozef Pilsudski, en el periódico “Mocarstwoiwiec” escribió:
“Debemos trabajar sistemáticamente y enérgicamente por esta guerra [entre Polonia y Alemania]. Nuestro ideal es que Polonia llegue a la frontera en el Oder por occidente y a Neisse en Lausitz. En esta guerra [futura] no se harán prisioneros, no hay lugar para sentimientos humanitarios”
Sobre los crueles asesinatos, mutilaciones, castración de la población de etnia alemana en Polonia por parte de bandas de polacos coadyuvantes de la policía y los militares, en su tiempo, el Ministro de Exteriores del Reich publicó una clara e impresionante documentación fotográfica revisada por el Dr. Hans Schadewaldt, que particularmente, sobre el último periodo precisa: “La grave persecución contra los alemanes se verifica sobre todo en el periodo del 31 de agosto al 6 de septiembre [1939], siendo la cumbre el domingo sangriento del 3 de septiembre en Bromberg, y teniendo como final el 17/18 de septiembre con la liberación de los deportados, por parte de las tropas alemanas, en Lowitsch” (“Documentos sobre la crueldad polaca”. Ministerio de Exteriores del Reich. “Volk und Reich”, Berlín 1940 p. 126). Aproximadamente, en la cantidad global de muertos y secuestrados, concuerdan Gianantonio Valli y Deanna Spingola: 58.000, con la posterior puntualización de Valli “sólo en las primeras tres semanas de septiembre de 1939”

El Peligro de la Invasion Islamica y la Histeria Anti Islamica-Ramon Bau

EL PELIGRO DE LA INVASION ISLÁMICA Y LA HISTERIA ANTI ISLÁMICA


Es bastante curioso ver que muchos ‘identitarios’ arremeten en libros, textos, actos, etc contra el islamismo y la invasión inmigratoria, llegando a proponer este tema como el enemigo esencial y el islam (en su versión incluso más coránica) como un peligro grave y principal..
Esto ha llegado a extremos alucinantes, como con Guillaume Faye y otros muchos pensadores que se han convertido en pro sionistas a base de ser anti islámicos.
Este tema tiene varias facetas que por supuesto nadie analiza seriamente, y ha llegado a ser una especie de lugar común donde se encuentran en el mismo parecer los del Sistema con los identitarios que se consideran anti Sistema.
Vamos a intentar analizar el tema sin ser en absoluto proclives a aceptar el islam como algo benigno en Europa, ni mucho menos la invasión inmigratoria, pero sin dejar de situar este tema es su marco exacto de importancia.

1- LA INVASIÓN INMIGRATORIA ES UNA CONSECUENCIA, UN FRUTO, NO UNA RAÍZ.

La invasión es producto del sionismo y su política de destruir Europa, ha sido el sistema sionista y capitalista el que ha inducido, aceptado, aprobado y fomentado la invasión.
Luego nuestra ‘guerra santa’ es primero contra el sistema capitalista, apoyado y alimentado especialmente por los lobby sionistas, pues solo destruyendo esa raíz podemos luego acabar con la invasión.
No había invasión en 1930, pese a que habían también barcos y pateras, y la necesidad de los africanos era aún mayor que la de ahora …  simplemente los gobiernos europeos no dejaban que hubiera invasión. Ésta es un producto de la política sionista desde 1945 para destruir la identidad e integridad étnica de Europa, apoyada por el capitalismo que desea un mundo global, mano de obra barata y eliminar toda idea de Nación o Pueblo a cambio de convertirlos en solo productores y consumidores globales.
Por ello cuando leo en un manifiesto anti –islam:
“Pinchos morunos y cerveza. A la sombra de la antigua muralla de Melilla, mi interlocutor -treinta años de cómplice amistad- se recuesta en la silla y sonríe, amargo. «No se dan cuenta, esos idiotas -dice-. Es una guerra, y estamos metidos en ella. Es la tercera guerra mundial, y no se dan cuenta». Mi amigo sabe de qué habla, pues desde hace mucho es soldado en esa guerra. Soldado anónimo, sin uniforme. De los que a menudo tuvieron que dormir con una pistola debajo de la almohada. «Es una guerra -insiste metiendo el bigote en la espuma de la cerveza-. Y la estamos perdiendo por nuestra estupidez. Sonriendo al enemigo»”.
Le contestaría que lo que tenemos es una guerra contra el capitalismo y la política sionista anti europea, no principalmente una guerra contra el islam, en absoluto.
Y no es nuestra estupidez la culpable (al menos de forma directa), sino la democracia y el poder económico que nos domina, nuestra ‘esclavitud’ al dinero es la causante de esa invasión.

2- EL ISLAM EN MUY ACEPTABLE EN SUS PUEBLOS Y ZONAS

No me gustan muchas cosas del Islam pero no me importa nada que las apliquen en Irán, Iraq, Afganistán, o en Libia. Es más, lo curioso es que los regímenes ultra islámicos son los que menos inmigración mandan a Europa. Son los sistemas llamados pro-occidentales, dictaduras militares o capitalistas absolutos, vendidos totalmente a la banca, como Marruecos o Argelia, los que aportan la inmigración masiva.
Por eso no concuerdo con ese mismo texto anti-islámico cuando dice:
“Como se repitió en aquel Irán, donde los incautos de allí y los imbéciles de aquí aplaudían la caída del Sha y la llegada del libertador Jomeini y sus ayatolás. Como se repitió en el babeo indiscriminado ante las diversas primaveras árabes, que al final -sorpresa para los idiotas profesionales- resultaron ser preludios de muy negros inviernos”.
No veo ventaja alguna para aceptar al Sha, capitalista vendido a USA y la CIA-Sionista, pura miseria moral. Que haya un régimen islámico en Irán o en Iraq no me preocupa nada, y tienen todo el derecho a tenerlo si ellos lo quieren.
Se me dirá sobre su posible ‘apoyo al terrorismo’, pero ya es hora de que se diga sin miedo que el terrorismo islámico no es culpa del Islam sino de Israel y un ‘occidente’ vendido a Israel. Sin la brutalidad israelita y sus matanzas, sus limpiezas étnicas y demás crímenes, sin el apoyo de USA-Occidente a esos crímenes, sin las invasiones en países islámicos, no habría terrorismo islámico en occidente.
No me preocupan los ayatolás sino los lobby sionistas y capitalistas de aquí.


3- LA TEOCRACIA ISLAMICA NO ES EL PROBLEMA
Para el laicismo occidental es fácil criticar al islam por sus sistemas teocráticos, y así en ese mismo texto anti-islámico se vuelven a equivocar al decir:
“cuando las palabras libertad y democracia, conceptos occidentales que nuestra ignorancia nos hace creer exportables en frío, por las buenas, fiadas a la bondad del corazón humano  acaban siendo administradas por curas, imanes, sacerdotes o como queramos llamarlos, fanáticos con turbante o sin él, que tarde o temprano hacen verdad de nuevo, entre sus también fanáticos feligreses, lo que escribió el barón Holbach en el siglo XVIII: «Cuando los hombres creen no temer más que a su dios, no se detienen en general ante nada».
Dos errores:
a) Occidente no quiere implantar democracias sino establecer regímenes esclavos del capitalismo y además que sean dóciles ante Israel.
Argelia, Egipto, entre otros, son ejemplos de ese apoyo a la dictaduras militares más brutales contra el islamismo que había ganado las elecciones ‘democráticas’, son dictaduras apoyadas y financiadas por las democracias.
Y otro ejemplo es el apoyo ‘democrático’ a Arabia Saudita u otros principados totalmente anti democráticos, pero dóciles al dinero y a sus negocios de petróleo occidentales.
Así pues lo de la democracia es solo una mentira, una excusa, una falsedad más típica de las democracias, que son la tapadera hipócrita de las plutocracias.
b) Los que no tienen Dios, comunistas ateos declarados, o los masones capitalistas, han matado muchísimos más inocentes que el islamismo radical actual. Mao o el comunismo ateo ha masacrado mucha más gente que todo el islam junto.
Y esos USA-Israel ‘demócratas’ han matado en los últimos 40 años más islámicos (árabes de todo tipo, afganos, sirios, irakies, palestinos, etc) que todo el islam radical.
Así que nada de culpar a las teocracias islámicas. Para colmo Israel es una teocracia y un sistema basado en la idea de SU Dios privado y ese ser el ‘pueblo elegido’. Ya decía Schopenhauer que su dios está a la altura de ese pueblo…


4- LA BRUTALIDAD ISLÁMICA Y LA PRENSA
Sin duda no me gustan los medios del islamismo radical de degollar en público, lapidar y demás barbaridades que cometen en sus países bajo la Ley Islámica.
Ahora bien, es curioso que cuando se degüellan a unos 3 o 4 periodistas o se matan unos centenares de combatientes en las guerras civiles allí, la prensa pida invasiones, bombardeos y ataques contra el islamismo… cuando justo hace muy poco miles de palestinos eran bombardeados, escuelas y hospitales quemados, niños destrozados, madres troceadas por metralla, en Gaza, y el occidente sionista aplaudía e incluso enviaba dinero a Israel para comprar más bombas.
No se pidió entonces que se atacaran las bases israelíes para evitar esa matanza mucho mayor que la de los pocos degollados.
Así dice, con razón, ese desgraciado texto anti-islámico:
“Lo sabe quien busque en Internet los miles de vídeos y fotografías de ejecuciones, de cabezas cortadas, de críos mostrando sonrientes a los degollados por sus padres, de mujeres y niños violados por infieles al Islam, de adúlteras lapidadas -cómo callan en eso las ultrafeministas, tan sensibles para otras chorradas-, de criminales cortando cuellos en vivo mientras gritan «Alá Ajbar» y docenas de espectadores lo graban con sus putos teléfonos móviles.”
Pues sí, estas cosas no me gustan, como no me gusta ver a negros africanos matarse entre sí de la forma más brutal y primitiva. Pero no veo ventaja a usar ametralladoras y bombas de fragmentación israelíes en Líbano o Gaza, o bombardeos masivos americanos en Irak o Afganistán….  que matan a muchos más aún.
Claro que la prensa procura no mostrar tanto el tema y los medios procuran suavizarlos, excusarlos e ignorarlos.
Y resulta que nosotros, Occidente, apoya esas bombas, somos co-responsables de ellas… y en cambio solo pedimos represalias por los degollamientos de los islámicos.
Hemos de ser conscientes de que la prensa, Tv, cine, ect siempre presentarán el Islam como el enemigo (cuando no presentan a los ‘nacis’, claro) y jamás a los israelíes ni a los bombardeos USA.
Igual se creen esos anti islámicos que el atentado del 11 de septiembre en USA y otros fueron un capricho salvaje simple, y no una reacción brutal e injusta contra la brutalidad infinita, e injusta, de Israel y USA contra los palestinos y otros pueblos islámicos.
Si yo fuera palestino les diría a los anti islam que si quieren menos radicales islámicos, eliminen primero a los radicales israelíes y dejemos de ser sus aliados, provisores de armas y dinero dejemos de ser sus escudos mediáticos y políticos contra toda crítica anti sionista.

5- LAS LEYES ISLAMICAS INFECTAS
Hay una serie de temas en los que el Islam propone soluciones que nos repugnan a los arios. El trato de la mujer, la poligamia, las leyes coránicas y la teocracia, la matanza ritual de animales, las ocultaciones corporales absurdas de la mujer, en fin, costumbres y tradiciones que nos son totalmente ajenas.
Afortunadamente por ahora estas costumbres e imposiciones no se han  impuesto en occidente, no debemos soportarlas nosotros, nuestra gente. Al menos por ahora. Incluso hay leyes para castigar algunas de ellas.
El que se apliquen en sus países no es cosa nuestra, como no lo son las malas costumbres de los países africanos o asiáticos en sus propias zonas. Hemos de eliminar la idea de que somos colonialistas y queremos imponer nuestras costumbres a ellos, lo mismo que nos negamos totalmente a aceptar las suyas en nuestros pueblos.
Ahora bien, esos críticos del Islam nunca recuerdan que no estamos NADA satisfecho de nuestras modernas costumbres: droga libre y su comercio aumentando el PIB oficial, prostitución respetada y también aumentando el PIB oficial, pornografía de lo más repulsivo pública y legal, usura salvaje, costumbres podridas, homosexualidad casi obligada de admirar, abortos masivos, etc...  esas ‘costumbres’ que nos ha impuesto la democracia, el sionismo, los progresistas y los capitalistas nos parecen al menos tan repugnantes que las islámicas, y a menudo más infames.
Y esas nos las han impuesto y las tenemos que soportar en nuestros pueblos. Es pues mucho peor la influencia del sionismo, progresismo y democracia que la del Islam.
6- LA LEGALIDAD Y LA DENUNCIA AL ISLAM
Para evitar problemas se suele poner a veces, no siempre, ‘islam radical’, en las críticas, evitando así el problema de ser acusados de ‘fomento del odio por motivos religioso’, pero la realidad es que el sistema acepta bastante bien las críticas al Islam, como las que se hagan al cristianismo.
Lo que no es normal es ver críticas al judaísmo, como religión, como judaísmo talmudista.
En realidad el judaísmo talmudista tiene muchas más implicaciones contra nuestra forma de vida y nuestra existencia que el Islam radical. El Talmud contiene textos muchísimo más repugnantes y más dañinos, que han comportado actuaciones mucho más graves. Su supremacismo racial y su desprecio y odio al goim y al cristianismo, su fomento de la usura contra el goim, han tenido consecuencias mucho más graves que los defectos evidentes del Corán (que por ahora no han afectado gravemente a nuestra conducta y tradiciones).
Las leyes actuales protegen a la mujer de los desmanes contra la mujer del Corán, pero no de la acción de los lobby financieros influidos por el talmudismo.

Un insulto a Cristo se puede leer en docenas de revistas europeas, pero no a los rabinos o al dios judío. Y tampoco es normal a Mahoma. La razón es que si insultan a la religión judaica les caerá encima no solo el fiscal sino el boicot comercial y económico… y en el caso de Mahoma no será así pero pueden ser víctimas de un atentado islámico.
En resumen, las leyes actuales de ‘fomento del odio’ no se han hecho para defender al islamismo sino al sionismo. Y el sistema de boicot económico funciona tan perfectamente que todos esos que escriben contra el ‘Islam radical’ no se atreven ni a poner una línea contra el ‘judaísmo talmúdico’.
El abogado de una de las acusaciones particulares en el juicio que soporté hace unos años, un cretino total, se empeñaba en indicar al juez que éramos anti-sionistas para ocultar el anti judaísmo, ser anti-sionista era ya delito para la inquisición moderna. En cambio criticar al Islam es fácil y no trae consecuencias.
Por ello a esos ‘valientes’ que critican al Islam, les conmino a que escriban contra el sionismo y el talmudismo, ¡a ver si se atreven!.
Y en especial mi repugnancia por aquellos que para combatir el Islam se hacen pro sionistas, ellos son el aliado del enemigo de verdad.


7- CONTRA LA INVASION INMIGRATORIA ILEGAL
Desde luego la invasión que ha sufrido y sufre Europa es una tragedia enorme, que llevará a problemas gravísimos en el futuro. Ha sido totalmente ilegal en su entrada, favorecida y promovida, y luego legalizada por los poderes políticos al servicio del mundialismo.
Es un tema muy grave que no tiene solución mientras el poder político esté en manos del capitalismo y el progresismo globalizador. Pero que es solucionable si el movimiento identitario tomase el poder y eliminase ese enemigo principal que es el Sistema.
Es indignante como el poder político favorece y promueve esa invasión. Pongamos un ejemplo de una denuncia realizada hace poco por un funcionario español:
“Va el ejemplo de hoy. Al estado español le cuesta más de 10.000 euros cada boda de un marroquí. ¿Cómo? Muy sencillo, cuando a un joven marroquí se le acaba el paro y viene a por el subsidio le preguntas: ¿Estás casado? No ¿Tienes hijos? No. Pues no tienes derecho al subsidio porque no "mantienes" a nadie. A la semana siguiente aparece con un papel en árabe traducido al castellano que dice que un "cura" marroquí le ha casado hace 3 días. .....y ¿qué hacemos nosotros?. Pues le hacemos ¡el mejor regalo de bodas!: vacaciones pagadas de 2 a 3 años en su país viviendo a cuerpo de rey. Porque como os podéis imaginar el coste de la vida allí no es ni la mitad que aquí. Lo único que tiene que hacer es renovar la tarjeta de demanda cada 3 meses. Pero no os preocupéis, se lo hemos puesto fácil, pueden hacerlo por internet, ni siquiera tiene que esperar en la cola de la oficina del INEM para su visado. Al "casarse" ya mantiene a una persona, a su mujer, que está en Marruecos y que nunca pisó España. Por eso ya tiene derecho a un subsidio de 2 años de media. Cada boda marroquí nos cuesta a los españoles entre 10.000 y 20.000 euros. Así de fácil. No le deis más vueltas. Es así, ellos lo saben y actúan en consecuencia. Paga la dote al vecino para "estar casado" con su hija (....Y ES LITERAL, LO LEO EN SUS CERTIFICADOS MATRIMONIALES TRADUCIDOS) y ya puede vivir de vuestro trabajo varios años.”
La culpa no es del marroquí que se aprovecha, sino del Estado español y europeo que permite y apoya este tipo de trampas y  de situaciones, perfectamente conocidas.
Ni deseamos el Islam radical en Europa pero muchos menos, y principalmente, no deseamos el capitalismo, el progresismo y el sionismo.
Y dejemos a los países africanos o islámicos sus costumbres, ya tenemos bastante trabajo para eliminar de nuestros pueblos y países las malas costumbres impuestas por el Sistema.


La Gran Trampa

LA GRAN TRAMPA


No podemos creer que los dirigentes de este sistema financiero criminal no tengan previsto como salir de esta crisis, como combatir la tendencia rebelde de las masas ante los recortes básicos, como lograr una apariencia de solución y a la vez dominar aun más, esclavizar de forma aun más total a los Estados frente al poder financiero.
Los financieros no son idiotas, son malvados, egoístas, pero no tontos. Saben que las masas acudirán a la llamada de la demagogia y presionarán a partidos y políticos hacia algún tipo de solución o concesión aunque sea aparente.
Dicen que la mejor forma de conocer al enemigo es imaginar qué harías tú si fueran el enemigo.

LA DEUDA Y LA GLOBALIZACION SON EL ARMA ESENCIAL
Para ello primero hay que entender lo que es esencial en el plan del enemigo y lo que es accesorio. Lo esencial es mantener la forma de vida decadente, el estilo materialista, la globalización, no solo del mercado, sino mental, la pérdida de toda identidad fuera de ser ‘ciudadanos del mundo’, y mientras eso llega es preciso sobretodo el dominio del aparato financiero sobre el Estado político.
Puede cederse en tener un nivel de ganancias mayor o menor, incluso se puede aceptar por parte de la finanza un ‘coste mayor’ a pagar a la demagogia, suavizar ciertas medidas, mientras lo esencial se mantenga.
El endeudamiento y la globalización son esenciales, lo uno para dominar el Estado mientras exista y la otra para eliminar el Estado a largo plazo a través de la idea de un Mundo considerado como Mercado Único, habitado por consumidores, donde la producción y el dinero vayan solo dirigidos por el principio del máximo beneficio sin intervención de las diferencias étnicas, culturales, políticas, ect…
Por tanto la crisis debe conducir a una mayor Deuda que deje a los Estados totalmente a merced de la finanza, y a la vez a una mayor imposición de la idea de globalización mental, o sea a una mayor influencia de las ideas mundialistas, progresistas, anti identitarias, contrarias a todo principio no económico.
El cómo lograrlo es simplemente seguir básicamente el camino ya realizado pero con los ajustes necesarios para evitar una excesiva rebeldía popular.
Una vez más se debe combinar la decadencia de estilo, el materialismo y el mundialismo igualitario que promueve la izquierda, con el dominio financiero de la derecha.
La trampa que se prepara se basa en dos actuaciones que ya están en marcha:
1- El aumento de la deuda sin que provoque un colapso del Estado, pero que lo deje aun más esclavizado.
2- El auge de la izquierda progresista en la promoción de todo tipo de decadencia moral, triunfo de la tesis mundialistas y anti identitarias, el materialismo pero sin poder cambiar realmente nada de lo esencial del dominio financiero sobre lo político.

Para lograr el primer punto la trampa se basa en bajar drásticamente los intereses y permitir así el aumento del endeudamiento masivo. España ha pasado de un endeudamiento del 50% al 100%. Y lo mismo ha sucedido en todos los países, emitiendo el BCE billones de euros en deuda a bajísimo interés. Los Estados, al bajar los intereses de la deuda de forma importante, se permiten aumentar la deuda sin caer en la imposibilidad de pago de los intereses (que antes estaba, y está aun, ahogando el presupuesto del Estado).
La solución para los partidos demagógicos como Syriza (o cualquier otro) será ofrecerles más deuda a menos interés, permitiendo así disponer de dinero para gastos ‘sociales’. Pero dinero de deuda.
La jugada es perfecta, pues no solo permite una salida temporal sino que ante el aumento de deuda el Estado queda totalmente esclavizado por el miedo a una subida de intereses. Bastaría que los intereses volvieran al 3 o 4% para que el Estado ya no pueda pagar siquiera los intereses de la nueva enorme deuda.
Por supuesto pagando intereses mínimos como los que actualmente propone el BCE, el Estado puede reducir el déficit anual, y hacer ver que está resolviendo la crisis, además de gastar el dinero que antes dedicaba a intereses (más la nueva deuda emitida) a suavizar los recortes.
Hoy en España esta es precisamente la situación, con más del 100% de deuda sobre el PIB una subida de intereses de la deuda al 4% sería simplemente la ruina del Estado.
Hay algunos pocos Estados (Alemania y otros países nórdicos) que se dan cuenta de este tema y plantean la necesidad de reducir deuda, a base de dedicar el ahorro en intereses a amortizar deuda. Pero eso implica austeridad y sacrificio.
Por supuesto esta posición no gusta nada al sistema financiero, y contra ella se combate con la segunda medida: la demagogia de izquierdas.
La izquierda se alimenta cada vez más de la promesa de aprovechar ese dinero sobrante para eliminar los recortes. Promueve que la austeridad es el problema y que hay que volver a las políticas ‘expansivas’ (sinónimo en ellos de ‘gasto’ estatal sin plan de retorno).
La población, imbuida totalmente por la mentalidad del consumo, aprisionada por los recortes sociales, asqueada de corrupción y de una banca prepotente, vota cada vez más a la demagogia consumista y endeudadora.
Por supuesto no podrán eliminar la deuda pero si aumentarla, y, como hemos dicho, alimentar la demagogia con ese dinero de deuda y bajos intereses. Pero lo más importante es que además, y en eso si podrán actuar libremente, la izquierda progresista impulsará aun más todas las medidas mundialistas y decadentes, desde un apoyo a la inmigración masiva a todo tipo de educación  homosexual, abortista, condescendencia a la droga, visión globalizadora anti identitaria, etc….

LA SOLUCIONES ‘IMPOSIBLES’
El problema es que la única solución real es bajar la deuda, eliminar el arma esencial de dominio de la finanza contra el poder político.
Pero ello exige sacrificios, años de duro ajuste, lucha contra el malgasto y la demagogia, junto a una revolución política global del pensamiento. Mientras la gente no comprenda y reaccione contra el dominio financiero por la deuda, no hay salida.
Pero como vemos ello implica una mentalidad anti globalizadora, anti mundialista, y a la vez de sacrificio para arreglar el despropósito de años y años de demagogia democrática endeudadora. Exige dominar el BCE y la Banca, combatir su poder sobre la emisión de dinero y sobre los partidos políticos, mediante la propiedad capitalista de los medios de información y propaganda electoral.
Todo ello es imposible con la mentalidad actual, y con el aborregamiento de las masas por el deseo de bienes y la indiferencia ante lo que es justo. La gente ha perdido el orgullo de apoyar lo justo, incluso si es doloroso a corto plazo.
Así pues el aumento de la deuda, una baja de intereses propuesta por el propio sistema financiero y el éxito de la demagogia progresista son los síntomas de la Gran Trampa, veamos y observemos si es o no el plan que se va a proponer, o ya se está ejecutando.